Los ataques más comunes a las redes inalámbricas

Las redes inalámbricas son cada vez más utilizadas y están presentes en la mayor parte de los hogares, conforme ha ido incrementando el número de estas redes asimismo lo han hecho el número de ataques a exactamente las mismas. Los piratas informáticos son capaces de desentrañar claves de acceso de acceso a una red inalámbrica.
Ataques más habituales a las redes inalámbricas

Por esta razón es indispensable producir claves de acceso complejas y bastante difíciles de descubrir. No obstante los peligros no acaban ahí, existen otro género de vulnerabilidades a las que debemos prestar atención para sostener a salvo nuestra información.

Los ataques más frecuentes mediante una red Wi-Fi son los siguientes:

Ataques por medio de una cuenta de usuario:

Los peligros asimismo existen a nivel interno. Un usuario convidado, un empleado o bien cualquier partner puede introducirse en nuestro sistema desde acceso inalámbrico. Para eludir esta clase de agresiones es conveniente emplear los modos PSK o bien WPA2 en tanto que impiden el espionaje entre usuarios si bien no limitan el intercambio de información entre ellos.


Secuestro de Sesiones:

Existen herramientas particularmente diseñadas para hacer secuestro de sesiones desde una conexión Wi-Fi frágil. El proceso es sencillísimo, es suficiente con acceder a un dispositivo rooteado y aguardar a que la víctima ingrese en un sitio que no sea completamente seguro. Cuando la aplicación advierte un acceso inseguro rapta la sesión, lo que quiere decir que puede acceder a la cuenta de la víctima sin introducir ninguna contraseña.

Sesiones ilíticas desde puertos de acceso:

Los puntos de acceso o bien access point dejan acceder de forma ilegal en un sistema desde una conexión Wi-fi. Un buen ejemplo de punto de acceso sería un puerto Ethernet. Si es alcanzable y cualquier persona puede conectar su enrutador personal y acceder al sistema de forma ilegal. Para eludir estos peligros es esencial llevar un riguroso control sobre los access points en el ambiente de trabajo y también instalar un sistema de detección que asista a reconocer este género de ataques para solventarlos inmediatamente. Además de esto diseñar una política del empleo de la red en la compañía y formar a los usuarios en esta clase de vulnerabilidades va a ayudar a reducir su incidencia.
Hurto de dispositivos: En el momento en que un enrutador está en modo de seguridad WPA2 hay una única clave de acceso para la red. Esta es guardada en todos y cada uno de los dispositivos que acceden a ella con lo que si desaparece cualquiera de ellos tras el despido de un empleado es esencial que se cambie esta contraseña.
Estos son los primordiales géneros de ataques a las redes inalámbricas, es recomendable conocerlos y poner las medidas de protección precisas para eludir posibles inconvenientes en el futuro.